noviembre 28, 2022

Cómo se formó el sistema solar

como se formo el sistema solar en el universo

Dado que el sistema solar se formó hace más 4.500 millones de años es difícil saber cómo se formó el sistema solar. Sin embargo, los científicos han barajado ciertas teorías, algunas más válidas que otras, y se ha establecido un tipo de formación coherente.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cómo se formó el sistema solar y qué pasos ocurrieron.

Características del sistema solar

nebulosas

Como todos los demás sistemas planetarios, la mayor parte del sistema solar es espacio vacío. Sin embargo, alrededor de todos estos espacios hay muchos objetos que se ven afectados por la gravedad del sol y forman el sistema solar.

Como no podía ser de otra manera, el sol es la parte más importante del sistema solar. Está en su centro y todos los objetos del sistema solar se ven afectados por su gravedad. Es una estrella de tipo G, también conocida como enana amarilla, y se encuentra en la mitad de su vida útil, con unos 4.600 millones de años en la actualidad. El sol está compuesto por tres cuartas partes de hidrógeno y una de helio, gira sobre su propio eje, tarda 25 días en completar una revolución y representa alrededor del 99,86 % de la masa total del sistema solar.

Debido a su tamaño, los siguientes objetos más importantes del sistema solar son los planetas, que podemos dividir en dos categorías distintas. Por lo tanto, las órbitas del sistema solar interior están ocupadas por Mercurio, Venus, la Tierra y Marte. Estos son los planetas más pequeños y se conocen como planetas interiores, también conocidos como planetas rocosos, debido a su ubicación en el sistema solar y la naturaleza sólida de sus materiales rocosos y metálicos. Por otro lado, en las órbitas exteriores del sistema solar encontramos exoplanetas de mayor tamaño, que están hechos de gas, por lo que se les llama gigantes gaseosos y gigantes de hielo. Así, por su distancia al sol, podemos encontrar a Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Además de los planetas, hay 5 llamados planetas enanos en el sistema solar. Como sugiere su nombre, son objetos mucho más pequeños caracterizados por suficiente gravedad para formar una forma esférica, pero no lo suficiente como para separar su vecindad orbital de otros objetos, lo que los distingue de los planetas. Estos son Ceres, en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, y Plutón, Haumea, Makemake y Eris, también conocido como Plutón, en el llamado Cinturón de Kuiper.

El cinturón de asteroides es una región del sistema solar entre las órbitas de Marte y Júpiter que alberga una gran cantidad de pequeños cuerpos hechos de roca y hielo, la mayoría de los cuales son asteroides que se cree que son restos de un planeta que nunca existió. Formado debido a la influencia gravitatoria de Júpiter. Más de la mitad de la masa total del cinturón está contenida en 5 objetos: el planeta enano Ceres y los asteroides Pallas, Vesta Hygeia y Juno.

El cinturón de Kuiper es una región del sistema solar que se encuentra más allá de la órbita de Neptuno. Es similar al cinturón de asteroides, pero mucho más grande: 20 veces más ancho y hasta 200 veces más masivo, y al igual que él, está compuesto principalmente de pequeños restos de la formación del sistema solar, en este caso agua, metano y amoníaco en el forma de hielo.

La Nube de Oort es una nube esférica de objetos celestes más allá de la órbita de Neptuno, como máximo a un año luz del Sol. Se estima que la nube podría contener entre 1.000 y 100.000 millones de cuerpos celestes compuestos de hielo, metano y amoníaco, que pueden combinarse para tener cinco veces la masa de la Tierra.

La teoría moderna de las nebulosas se basa en observaciones de estrellas jóvenes rodeadas de densos discos de polvo que se ralentizan. Al concentrar la mayor parte de la masa en el centro, las partes exteriores ya separadas reciben más energía y disminuyen menos la velocidad, aumentando la diferencia de velocidad.

Nubes de gas y polvo originadas en el sistema solar

como se formo el sistema solar

Hay algunas explicaciones de cómo surgió nuestro sistema solar. Una de las teorías más aceptadas es la teoría de la nebulosa propuesta por René Descartes en 1644 y posteriormente refinada por otros astrónomos.

Según la versión propuesta por Kant y Laplace, la enorme nube de gas y polvo se contrajo debido a la gravedad, posiblemente debido a la explosión de una supernova cercana. Como resultado de la contracción, comenzó a girar a gran velocidad y se aplanó, por lo que el sistema solar resultante se parecía más a un disco que a una esfera.

La mayoría de las cosas están apiladas en el centro. La presión es tan alta que comienzan las reacciones nucleares, liberando energía y formando estrellas. Al mismo tiempo, se definen unos remolinos, ya medida que crecen, su gravedad aumenta y recoge más material en cada giro.

También hay muchas colisiones entre partículas y objetos en formación. Millones de objetos se unen para chocar o chocar violentamente y romperse en pedazos. Predominan los encuentros constructivos, y en apenas 100 millones de años han adquirido un aspecto similar al actual. Cada cuerpo continúa entonces su propia evolución.

Formación de planetas y lunas

Los planetas y la mayoría de sus lunas están formados por la acumulación de material acumulado alrededor de partes más grandes de las protonébulas. Después de una serie desordenada de colisiones, fusiones y reconstrucciones, obtienen un tamaño similar a su tamaño actual y se mueven hasta llegar a donde sabemos que está.

La región más cercana al sol es demasiado caliente para retener material ligero. Por eso los planetas interiores son pequeños y rocosos, mientras que los planetas exteriores son grandes y gaseosos. La evolución del sistema solar no se ha detenido, pero, tras el caos inicial, la mayor parte de la materia ahora forma parte de objetos en órbitas más o menos estables.

Cualquier teoría que intente explicar la formación del sistema solar debe tener en cuenta que el sol gira lentamente y tiene solo un 1 % de momento angular pero un 99,9 % de masa, mientras que los planetas tienen un 99 % de momento angular. El momento es sólo el 0,1% de la masa. Una explicación es que, para empezar, el sol era mucho más frío. A medida que se calienta, la densidad de su material ralentiza su giro hasta que se alcanza un cierto equilibrio. Pero hay más…

Teorías sobre cómo se formó el sistema solar

paso de formacion del sistema solar

Hay otras cinco teorías o variantes que se consideran plausibles:

  • La teoría de la acreción supone que el sol pasa a través de una densa nube interestelar y está rodeado de polvo y gas.
  • La teoría protoplanetaria dice que inicialmente una densa nube interestelar formó un cúmulo estelar. Las estrellas resultantes son grandes y tienen velocidades de rotación bajas, mientras que los planetas que se forman en la misma nube tienen velocidades más altas cuando son capturados por estrellas, incluido el sol.
  • La teoría de las trampas explica que el sol interactúa con una protoestrella cercana y extrae material de ella. La razón por la que el sol gira lentamente es porque se formó antes que los planetas.
  • La teoría moderna de Laplace postula que la condensación del sol contiene partículas de polvo sólido que ralentizan la rotación del sol debido a la fricción en el centro. Luego el sol calienta y el polvo se evapora.
  • La teoría moderna de las nebulosas se basa en observaciones de estrellas jóvenes rodeadas de densos discos de polvo que se ralentizan. Al concentrar la mayor parte de la masa en el centro, las partes exteriores ya separadas reciben más energía y se ralentizan menos, aumentando la diferencia de velocidad.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo se formó el sistema solar.

Fuente: meteorologiaenred