octubre 18, 2021

Dormir una siesta de más de una hora «aumenta el riesgo de muerte prematura en un 30%»

¿Podríamos morir por tomar una suesta en la tarde? ¿Cómo tomar una siesta puede causarnos un daño tan grande, si dormirse algo inofensivo? Dormir siestas por más de una hora puede causar enfermedades cardíacas e incluso puede provocar una muerte prematura, advierte un nuevo estudio, y aquí en este artículo puedes encontrar la respuesta.

tomar una siesta por más de 1 hora puede traer problemas

Los investigadores descubrieron que las largas siestas por la tarde se asocian con un riesgo un 30% mayor de morir joven, y un 34% más de probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares en comparación con no dormir la siesta.

Los resultados contradicen la opinión de que acostarse para dormir es una actividad inofensiva, y en algunos países se considera que la «siesta» de la tarde mejora la productividad. Pero los últimos hallazgos de los científicos chinos, que se presentarán en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, sugieren que quedarse dormido durante más de 60 minutos podría ser arriesgado.

El autor del estudio, el Dr. Zhe Pan, de la Universidad Médica de Guangzhou, dijo: «La siesta diurna es común en todo el mundo y generalmente se considera un hábito saludable. «Una opinión común es que la siesta mejora el rendimiento y contrarresta las consecuencias negativas de la ‘falta de sueño’. Nuestro estudio desafía estas opiniones tan extendidas».

Estudios anteriores sobre la relación entre las siestas diurnas y la muerte o las enfermedades cardiovasculares han producido resultados contradictorios. La nueva investigación también tuvo en cuenta la duración del sueño nocturno.

Dormir una siesta de más de una hora: las siestas largas son de alto riesgo

El equipo chino resumió las pruebas disponibles para evaluar la relación entre la siesta y los riesgos de muerte y enfermedad cardiovascular. Se incluyeron en el análisis más de 313.000 participantes de más de 20 estudios. Alrededor del 39% de los participantes tomaron siestas.

El análisis determinó que las siestas largas -clasificadas como de más de 60 minutos de duración- se asociaban a un riesgo un 30% mayor de cualquier causa de muerte y a una probabilidad 34% mayor de padecer enfermedades cardiovasculares en comparación con no dormir la siesta.

Si se tenía en cuenta el sueño nocturno, las siestas largas se relacionaban con un elevado riesgo de muerte sólo en los que dormían más de seis horas por noche.

En general, las siestas de cualquier duración se relacionaron con un riesgo elevado de muerte del 19%, según los resultados. La conexión fue más pronunciada en las mujeres, que tenían un 22% más de probabilidades de muerte con la siesta en comparación con la ausencia de ella, y en los participantes de más edad, cuyo riesgo aumentaba en un 17% con las siestas. Las siestas cortas -menos de 60 minutos- no suponían un riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Las siestas cortas mejoran la salud cardiaca

El Dr. Pan dijo: «Los resultados sugieren que las siestas más cortas -especialmente las de menos de 30 a 45 minutos- podrían mejorar la salud cardíaca en las personas que duermen insuficientemente por la noche». Las razones por las que la siesta afecta al cuerpo son todavía inciertas, dijo el Dr. Pan, pero algunos estudios han sugerido que las largas siestas se relacionan con niveles más altos de inflamación, lo que es arriesgado para la salud del corazón y la longevidad.

Otras investigaciones han relacionado la siesta con la hipertensión, la diabetes y la mala salud física en general. El Dr. Pan añadió: «Si quiere dormir la siesta, nuestro estudio indica que lo más seguro es hacerlo en menos de una hora». «Para aquellos de nosotros que no tenemos el hábito de un sueño diurno, no hay evidencia convincente para empezar.»

Fuente

https://www.mirror.co.uk/science/napping-longer-one-hour-increases-22585277

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *