septiembre 26, 2022

Estos virus podrían hacerte mas atractivo para los mosquitos, según un estudio en ratones

Los mosquitos son el animal más mortífero del mundo. Más de 1 millón de muertes al año se atribuyen a enfermedades transmitidas por mosquitos, como la malaria , la fiebre amarilla , el dengue, el zika y la fiebre chikungunya.

La forma en que los mosquitos buscan y se alimentan de sus anfitriones son factores importantes en la forma en que circula un virus en la naturaleza. Los mosquitos propagan enfermedades al actuar como portadores de virus y otros patógenos: un mosquito que pica a una persona infectada con un virus puede adquirir el virus y transmitirlo a la siguiente persona a la que pica.

Para los inmunólogos e investigadores de enfermedades infecciosas, una mejor comprensión de cómo un virus interactúa con un huésped puede ofrecer nuevas estrategias para prevenir y tratar enfermedades transmitidas por mosquitos.

En el estudio publicado, los investigadores descubrieron que algunos virus pueden alterar el olor corporal de una persona para que sean más atractivos para los mosquitos, lo que provoca más picaduras que permiten que el virus se propague.

Los virus cambian los olores del huésped para atraer a los mosquitos

Los mosquitos localizan un huésped potencial a través de diferentes señales sensoriales, como la temperatura de su cuerpo y el dióxido de carbono emitido por su respiración.

Los olores también juegan un papel. Investigaciones de laboratorio anteriores han encontrado que los ratones infectados con malaria tienen cambios en sus olores que los hacen más atractivos para los mosquitos.

Con esto en mente, los investigadores se preguntaron si otros virus transmitidos por mosquitos, como el dengue y el zika, también pueden cambiar el olor de una persona para hacerla más atractiva para los mosquitos, y si existe alguna forma de prevenir estos cambios.

Para investigar esto, se colocaron ratones infectados con el virus del dengue o Zika, ratones no infectados y mosquitos en uno de los tres brazos de una cámara de vidrio. Cuando se aplicó flujo de aire a través de las cámaras de los ratones para canalizar sus olores hacia los mosquitos, se descubrió que más mosquitos optaron por volar hacia los ratones infectados que hacia los ratones no infectados.

Después de colocar un filtro en las cámaras de vidrio para evitar que los olores de los ratones llegaran a los mosquitos, descubrieron que la cantidad de mosquitos que volaban hacia los ratones infectados y no infectados era comparable.

El próximo paso es replicar estos resultados en personas y eventualmente aplicar lo aprendido a los pacientes. La deficiencia de vitamina A es común en los países en desarrollo. Este es especialmente el caso en el África subsahariana y el sudeste asiático, donde prevalecen las enfermedades virales transmitidas por mosquitos.

Los próximos pasos son investigar si la vitamina A en la dieta o sus derivados podrían reducir la atracción de mosquitos hacia las personas infectadas con Zika y dengue y, posteriormente, reducir las enfermedades transmitidas por mosquitos a largo plazo.

Fuente: cerebro-digital