noviembre 27, 2022

Igual o más peligrosa que el alcohol: la DGT alerta de un grave problema al volante

DGT alerta más peligroso alcohol

¿Tus próximas vacaciones en coche incluyen varias kilometradas hasta llegar a tus lugares de destino? Estás planeando tu ruta soñada en autocaravana pero tienes miedo de que el trayecto se te haga bola por tener que pasar muchas horas al volante? Si este es tu caso tenemos que decirte que estás en el buen camino, pero siempre con prudencia y un buen descanso mientras conduces. De esto ha alertado la DGT, más para estos días de salidas.

Un buen descanso es fundamental al conducir

Conducir con cansancio puede salirte caro. Ten en cuenta, además, que los efectos de un cuerpo y mente cansados no solo pueden aparecer durante los viajes nocturnos y que los accidentes por conducir con somnolencia también son más que frecuentes durante el día.

Manejar el coche con sueño disminuye drásticamente tus facultades al volante y acorta el tiempo de reacción necesario para actuar rápido en caso de imprevisto. Y en eso es en lo que ha querido poner la atención la Dirección General de Tráfico, la DGT, quien busca seguir concienciando de que un buen descanso es fundamental a la hora de nuestra puesta en marcha al conducir.

Hablamos de lo que se conoce como fatiga al volante que, como la somnolencia, son problemas que afectan al 70% de los conductores españoles, de acuerdo con las cifras facilitadas por la Fundación CEA, Comisariado Europeo del Automóvil. Una idea excelente siempre que hayamos descansado las horas suficientes. Porque al principio puede parecer que estamos muy despejados, pero, a medida que pasa el tiempo, nuestra capacidad de atención disminuye y la fatiga hace su aparición.

La DGT pone la atención en la fatiga

Para sentarse al volante, especialmente cuando debemos afrontar muchas horas en el puesto de conducción, es esencial hacerlo lo más descansado y fresco posible. Para ello debemos cuidar nuestros hábitos de descanso, pero también debemos saber que esta fatiga al conducir puede tener efectos muy adversos.

Así, como explica la DGT, la fatiga disminuye la capacidad de atención, favorece las equivocaciones al ejecutar las maniobras y obliga a asumir más riesgos. Se calcula que entre el 20 y el 30% de los accidentes se deben a la fatiga. Y es que, cuando mayor atención y concentración debas prestar a la misma, más cansancio acumularás durante el desplazamiento, por lo que esta se presentará de forma más temprana.

Fatiga al volante DGT

Qué efectos tiene y cómo podemos combatirlo

A raíz de esto, la DGT nos dice que alrededor del 75% de los conductores ha sufrido, al menos, un episodio de fatiga al volante. Esta es una sensación que, en mayor o menor medida, hemos llegado a sufrir en nuestros desplazamientos en automóvil. Esta situación viene derivada del cansancio físico y éste, a su vez, repercute en nuestro estado mental. La somnolencia y el sueño pueden ser causas de mortandad en las carreteras.

  • Disminución de la capacidad de atención. Este síntoma se caracteriza por la lentitud en los reflejos y en la rapidez de respuesta al ejecutar maniobras.
  • Pérdida de atención. La fatiga incide directamente en la atención selectiva aumentado gravemente los episodios de distracción.
  • Falta de percepción.  La distancia y la velocidad se tienden a percibir de manera errónea, el mal cálculo de las mismas aumenta considerablemente el riesgo de sufrir accidentes.
  • Fatiga a nivel físico. El cansancio al volante afecta de un modo considerable a nivel físico: calambres, fatiga de piernas, dolor, tensión, rigidez muscular, picor y sequedad de ojos…

Por tanto, si el conductor siente alguno de los síntomas mencionados anteriormente, es recomendable seguir los siguientes consejos para combatir la fatiga y la somnolencia, más si se está realizando un trayecto largo, como mantiene la DGT.

  • Hacer paradas cada dos horas. Durante trayectos largos es de gran importancia efectuar paradas cada dos horas o al mínimo signo de cansancio. Es recomendable que estos descansos sean como mínimo de 15 minutos.
  • Hacer estiramientos. Se aconseja que el conductor realice estiramientos de las articulaciones cada vez que baje del coche.
  • Evitar comidas pesadas. Es recomendable no comer mucho antes de realizar un viaje largo, puesto que conducir con el estómago lleno suele provocar somnolencia. Hay ciertos alimentos que son muy buenos para combatir el cansancio, como por ejemplo el aguacate o el plátano, ya que son ricos en fibra y minerales. También existen otros alimentos con propiedades estimulantes como, por ejemplo, el cacao.
  • Hidratarse. Para conducir es muy importante estar bien hidratado/a, sobre todo en verano. Es recomendable que el conductor/a tenga siempre a mano una botella de agua o un refresco, para poder beber con frecuencia, aunque no tenga sed.

The post Igual o más peligrosa que el alcohol: la DGT alerta de un grave problema al volante appeared first on ADSLZone.