mayo 17, 2022

La odisea de una enfermera que camino más de 10 kilómetros para ver a sus hijos

Enfermera que camino más de 10 kilómetros. ¿Cómo es posible que la gente tenga tanta malicia para grabar la y subir el video a la redes sociales? ¿Qué ganaban esos policías con subir el video a la redes? ¿Acaso realmente la mujer estaba contagiada de coronavirus? Está es una de muchas historias que pasan a diario, para que esto no te suceda informarte sobre está historia.

Yanina Marchesani es enfermera y vivió una verdadera odisea durante el fin de semana cuando quiso regresar a la ciudad de San Clemente del Tuyu para visitar a sus dos hijos, a quienes no veía desde hacía semanas por el aislamiento. 

Primero, se retrasó 4 horas en un control en General Lavalle porque la policía quería que la pusiera en cuarentena durante 14 días antes de ingresar al municipio. Luego, se vio obligada a caminar más de 10 kilómetros (de noche, con frío y lluvia), para llegar a su casa. Y para colmo, la acusaron de escapar de un centro de aislamiento COVID-19.

Marchesani se mudó a la ciudad de La Plata a principios de abril para trabajar en dos sanatorios privados: uno en Ensenada y otro en la Ciudad de Buenos Aires. Como trabajadora imprescindible, tiene los permisos para moverse libremente, pero eso no la ayudó el pasado fin de semana en el retén policial de General Lavalle.

Según varios medios locales, su automóvil particular resultó dañado y para llegar tuvo que pagar un Taxi. Cuando estaba a 25 km de su destino, fue detenida en un control policial. Las autoridades pidieron que la trasladaran a un hotel en San Bernardo para cumplir con la cuarentena de 14 días, a pesar de que un decreto municipal la exime por ser trabajadora imprescindible.

Ante las dificultades para cruzar, el auto que la había tomado se fue y quedó sola en medio de la carretera. Deseosa de ver a sus hijos, y luego de varias horas de discusiones, la enfermera se refugió en el artículo 1 del decreto 345 y con toda la documentación en la mano (domicilio en La Costa, Registro de Enfermería, y el resultado del PCR por coronavirus) comenzó a caminar hacia San Clemente. Caminó 10 millas sola en medio de la noche y bajo la lluvia

En medio de ese calvario, a pocos kilómetros fue capturada por una patrulla municipal que trató de persuadirla, dijo, para que volviera al control. Ella lo rechazó. Esa discusión duró otra media hora. Sin llegar a un acuerdo, la mujer volvió a caminar.

Agentes municipales la grabarón, acusandola de escaparse

A los pocos minutos de continuar la caminata, notó que la patrulla la seguía. Sin embargo, no solo la acompañaron al paso de un hombre iluminando el camino. Posteriormente se enteró de que agentes municipales la habían grabado y compartido el video en las redes sociales con comentarios de que se había escapado de un centro de aislamiento.

Solo cuando quedaban 9 kilómetros se ofrecieron a llevarla. “Cansada de verme caminar, me metieron en la parte trasera de la camioneta y me alcanzaron hasta la entrada de San Clemente”, dijo la mujer, quien en los días posteriores al episodio tuvo que soportar la mentira sobre su presunta fuga de un centro de aislamiento para pacientes con Covid-19.

La mujer explicó que era la segunda vez que había intentado regresar a casa para visitar a sus hijos y que la primera vez entró sin problemas. “Hubo mala intención por parte de los agentes municipales”, enfatizó.

En los próximos días, Marchesani acudirá a los tribunales porque el video que se difundió en los medios locales y en las redes sociales le trajo muchos problemas. “Hay de todo, las personas que vieron el video oficial primero me atacaron y luego al ver mi explicación me defendieron”, concluyó.

Fuente

https://www.web24.news/u/2020/07/the-odyssey-of-a-nurse-who-was-forced-to-walk-more-than-10-kilometers-to-see-her-children.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *