octubre 18, 2021

¿Porque el consumo de café es malo durante el embarazo?

¿Qué sucede si la mujer embarazada toma café o té? ¿Qué riesgo corren los bebés, si las mujeres durante el embarazo tomarán café o té? Mientras que las pautas actuales sugieren que las mujeres embarazadas pueden beber con seguridad dos tazas de café al día sin afectar al feto, los investigadores ahora dicen que no hay un nivel seguro de consumo de cafeína.

mujer emebarazada

Necesidad de revisión en pautas de salud

Las parteras están respaldando un llamado de los científicos para una «revisión radical» de las pautas de salud, de modo que se les diga a las futuras madres que reduzcan a cero su consumo de cafeína durante el embarazo. El consumo de cafeína en cualquier cantidad durante el embarazo es malo para el bebé, de acuerdo con un análisis publicado en el BMJ Evidence Based Medicine.

La guía del NHS, que recomienda limitar el consumo de cafeína en el embarazo a 200 mg al día, equivalente a dos tazas de café instantáneo, podría ser modificada. Mientras, la Dra. Mary Ross-Davie, del Colegio Real de Comadronas, dijo: «Es necesario asegurar que las mujeres puedan tomar decisiones informadas sobre lo que comen y beben durante el embarazo.

«Las parteras apoyarán a las mujeres para que lo hagan, teniendo en cuenta esta última investigación. Es importante que toda la evidencia disponible sea considerada para dar forma a las recomendaciones del Reino Unido, y esperamos que la orientación actual sea revisada a la luz de estos hallazgos».

Consumo de café asociado a riesgos para el bebé

Sin embargo, el profesor Jack James, de la Universidad de Reykjavik en Islandia, estudió 1.261 artículos revisados por pares que vinculan la cafeína con los resultados del embarazo. Y este dijo: «El consumo materno de cafeína se asoció con un mayor riesgo de cuatro resultados adversos: aborto espontáneo, nacimiento de mortinatos, bajo peso al nacer y/o pequeño para la edad gestacional, y leucemia aguda infantil«.

Cuatro de los cinco estudios de observación también habían informado de importantes vínculos entre el consumo de cafeína de la madre y la posterior obesidad infantil. El profesor James dijo: «La evidencia científica apoya a las mujeres embarazadas y a las que contemplan la posibilidad de embarazarse que se les aconseje evitar la cafeína».

Dijo también que el riesgo relacionado con la cafeína se informó con «niveles de consistencia moderados a altos» para todos los resultados, dejar de tomar té y café por completo podría ser una lucha para muchas mujeres. Las últimas cifras muestran que en Gran Bretaña se consumen diariamente más de 165 millones de tazas de té y 95 millones de tazas de café. Eso equivale a un promedio de cinco tés o cafés por día para la mayoría de los adultos.

Sin embargo, Daghni Rajasingam, del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos, dijo: «Los hallazgos de este estudio se suman al gran conjunto de pruebas que respaldan el consumo limitado de cafeína durante el embarazo, pero las mujeres embarazadas no necesitan eliminar completamente la cafeína, como sugiere este artículo».

«Como señala el estudio, los altos niveles de cafeína durante el embarazo pueden provocar un aborto espontáneo y que los bebés tengan un bajo peso al nacer, y pueden llevar a un aumento excesivo de peso en los primeros años de vida del niño, lo que puede aumentar el riesgo de problemas de salud más adelante».

Otras investigaciones que indican lo contrario

«Sin embargo, como han descubierto otras investigaciones -y potencialmente más fiables-, las mujeres embarazadas no necesitan eliminar la cafeína por completo porque estos riesgos son extremadamente pequeños, incluso si se superan los límites de cafeína recomendados«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *