noviembre 28, 2022

Son cordobeses, los rechazaron tres veces y ahora quedaron entre las startups más importantes del mundo

Una firma cordobesa ingresó en el exclusivo ranking “Y Combinator Top Companies”, que hace Y Combinator, la aceleradora de startups más grande del mundo con sede en Mountain View, California.

Se trata de clicOH, la firma de logística integral de e-commerce, y es la primera vez que una empresa argentina logra ingresar en este ranking que requiere superar un piso de valuación de US$ 150 millones. La nómina completa suma unas 316 empresas en la que 80 de ellas ya están valuadas en US$ 1000 millones.

Para entrar al listado de las Top Companies primero es necesario ser miembro de Y Combinator, lo que implica pasar por un riguroso proceso de evaluación del emprendimiento ante un jurado que analiza el potencial del proyecto en convertirse en un unicornio. 

Luego, si la empresa resulta aceptada, los fundadores pasan por un proceso de entrenamiento y mentoría de 4 meses, cuyo objetivo es capacitar y entrenar a los líderes para que generen las condiciones de escalabilidad de su negocio. Todo este proceso concluye en un Demo Day en el que los emprendedores tienen solamente unos 5 minutos para exponer su proyecto ante la comunidad de inversores de Y Combinator.

En el caso de clicOH, los fundadores Agustin Novillo Saravia, Emilio Segura y Juan Altamirano fueron admitidos en 2021 y obtuvieron en este proceso una inversión de US$ 3 millones en junio del mismo año. Recientemente en mayo de 2022, cerraron una serie A de US$ 25 millones liderada por Tiger Global investment, mismo inversor de MercadoLibre, Despegar y Kavak.

En diálogo con APERTURA, Novillo Saravia revela cómo fue su experiencia con la aceleradora y cuáles van a ser los planes de la compañía para seguir creciendo.

¿Cómo fue su experiencia con Y Combinator? ¿Por qué creen que fueron aceptados y cómo les ayudó esa experiencia?

Y Combinator fue una puerta abierta para soñar en grande, reinventar muchos aspectos de la compañía y alcanzar una nueva escala. Nos ayudó a imaginar cambios impensados, a encontrar nuevas formas de resolver los desafíos. Teníamos a Latinoamérica como parámetro y esta aceleradora con sus mentores, entrenamiento y network nos dio acceso al mundo entero, conectándonos con otros emprendedores ejemplares de quienes recibimos orientación y consejos fundamentales para planear algo grande . Para nosotros fue como llegar a Disneylandia, un lugar en donde se aprende rápido y se puede ver todo el talento emprendedor de miles de personas que están buscando cambiar el mundo o resolver problemas reales.

En nuestro caso, somos una de solo 7 empresas argentinas que fueron admitidas en Y Combinator. Logramos ingresar después de 3 intentos. Creo que en cada rechazo volvíamos con más fuerza y más ideas para compartir, y quienes nos evaluaban, veían lo que habíamos crecido después de cada oportunidad. Nos aceptaron cuando vieron una mayor firmeza y viabilidad del modelo de negocios, que lo fuimos adaptando hasta encontrar su mejor forma. Trabajamos mucho en gestar una empresa que resolviera problemas reales de la logística de e-commerce.

Emilano Segura, Agustín Novillo Saravia y Juan Altamirano, los fundadores de clicOH. 

De su paso por Y Combinator: ¿qué tendencias pudieron ver y piensan que van a llegar a replicarse en Argentina?

Fuimos testigos directos, y lo somos hoy también en nuestra empresa, del impacto profundo que tiene la tecnología sobre un negocio. La automatización de procesos, la irrupción de la inteligencia artificial y el análisis de grandes volúmenes de datos (Big Data) avanzan y están transformando las empresas y brindando una mejor calidad de datos para la toma de decisiones. Argentina tiene acceso a estas tecnologías y talento como para liderar los procesos de transformación digital de varios sectores de la economía. En clicOH nos propusimos renovar por completo las prácticas y servicios de la logística integral de e-commerce y sin la asistencia de las nuevas tecnologías, hubiera sido imposible ofrecer una solución punta a punta para cubrir todas las necesidades de quienes tienen un e-commerce.

Este año levantaron capital: ¿cómo fue ese proceso en este contexto donde los inversores están más cautos? 

Levantamos unos US$ 25 millones de fondos que en algún punto nos conocían ya desde Y Combinator, que es un sello global de prestigio, su riguroso sistema de selección apunta a empresas que resuelven problemas reales de la gente y muestran un potencial para convertirse en unicornios. Y Combinator no pasa desapercibido en el mundo de los inversores. En nuestro caso, conseguimos rápido lo que necesitábamos para expandir la operación y sumar talento senior a nuestro equipo.

¿Qué recomendaciones recibieron por parte de los inversores para avanzar en medio de esta coyuntura?

Nada fuera de la lógica. Trabajamos guiados por los unit economics, un modelo muy difundido en el mundo de las startups para evitar perderse en medio de tantos cálculos y valores. Constantemente analizamos los costos de todo, medimos y analizamos para ver si se consiguen los retornos esperados. Además somos austeros y muy conscientes de que debemos rendir cuentas a nuestros inversores porque en definitiva estamos usando su dinero.

¿Cómo seguirá el roadmap de clicOH? ¿Qué planes tienen a corto/mediano plazo?

clicOH continúa el proceso de expansión. Estamos al día con los pasos que estamos dando para seguir creciendo en la región. Colombia es un país que tenemos en la mira para ingresar pronto. Para llegar en forma a esa instancia, hace un mes completamos nuestro equipo con la incorporación de 7 altos ejecutivos con muy buena experiencia de gestión regional, la mayoría provenientes de empresas unicornios que se entusiasmaron con el potencial del crecimiento que les presentamos.

clicOH nació con la idea de ser un proyecto regional y, en los próximos meses, avanzaremos más allá de Argentina, Chile, México y Uruguay, en donde ya operamos. A la par de la expansión, vamos a seguramente anunciar avances locales aumentando nuestra presencia en nuevas ciudades.